50 por ciento de la población del mundo vive hoy día en centros urbanos en comparación con menos del 15 por ciento en 1900.